Durante estos atardeceres se podrá observar esquivamente, según el horizonte y el clima que se tenga, al planeta Mercurio. Después de la puesta del Sol. Aparecerá como un punto brillante sobre el horizonte. Y como su nombre lo indica, Mercurio, el mensajero de los dioses, pronto dejará de ocupar ese sitio.

El planeta Mercurio por ser el primer planeta del Sistema Solar y por consiguiente el más cercano al Sol, su observación es muy difícil. Por eso se aprovechan los momentos en los cuales su órbita lo aleja del Sol lo suficiente como para observarlo en las primeras horas del atardecer o amanecer, según sea el caso. La máxima separación que logra respecto al Sol es de 22.5°.

Algo de mitología.  Mercurio, al observarse bajo en el horizonte al atardecer o al amanecer, los griegos le dieron dos nombres diferentes creyendo que se trataba de dos astros distintos; entonces era Apolo cuando aparecía como “estrella” de la mañana y Hermes cuando se le veía por la tarde, luego los romanos lo llamaron con su nombre actual. Hermes, para los griegos. Era el mensajero de los dioses. Usaba cascos y sandalias aladas, portaba un bastón con serpientes ensortijadas llamado caduceo, similar al símbolo de la medicina, y que le regalo el dios Apolo. Hermes desempeñaba muchas tareas, pero su rapidez le permitía cumplir con todas. Antes de caer la noche el día de su nacimiento ya había inventado la lira a partir de la caparazón de una tortuga.

Un año en Mercurio solo tarda 88 días terrestres. Este planeta rocoso es helado en su lado nocturno y muy caliente en su lado diurno, por no poseer una atmósfera propia. Tiene un diámetro de 4.879 kilómetros, 40% menor al de la Tierra. Se traslada alrededor del Sol a una distancia de 58 millones de kilómetros. Su año dura ochenta y ocho días terrestres y gira sobre su propio eje en 59 días. Es un planeta rocoso como la Tierra, está recubierto por cráteres muy parecidos a los de la Luna, tiene grandes cuencas o cráteres de anillos múltiples, y muchos ríos de lava.


ACTIVIDAD de VELOCIDAD

Recordando a Mercurio y su trabajo como mensajero de los dioses. Recorre este laberinto en el menor tiempo posible.