El cielo nocturno de fin de año es uno de los más interesantes para los observadores del cielo. Ya que desde temprano en la noche, mirando al oriente, nos presenta algunas de las estrellas más brillantes. Y en esta época de vacaciones podemos dedicarle un buen tiempo a conocer e identificar estos astros.

Comencemos con las estrellas que comúnmente llamamos los tres reyes magos. Que en realidad hacen parte de una constelación más grande de la cual estas representan un cinturón. Es la constelación del cazador Orión.  En sus extremos encontrarás  un par de estrellas brillantes, en uno de ellos estará Betelgeuse, una estrella supergigante roja (40 millones de veces el tamaño de nuestro Sol), de ese color la verás. Y en el otro lado estará Rigel, una supergigante blanco-azulada. Algunos de los nombres de las estrellas más brillantes son de origen árabe, así, Betelgeuse significa “Hombro” y Rigel “pie del gigante”.  A partir del cinturón de Orión, Betelgeuse se ubica al norte y Rigel al sur, por eso esta constelación nos sirve de referencia para ubicar los puntos cardinales, como una brújula celeste.

este

 

Siguiendo la dirección del cinturón hacia el sur, encontrarás la más brillante de todas las estrellas, Sirio de la constelación del Can Mayor.  Sothis, para los egipcios; Lokabrenna “antorcha de Loki”, para los escandinavos; Pinyin, lobo celestial para los chinos.

Al norte de Sirio está la estrella más importante del Can Menor. Proción, nombre que significa “antes del perro”.  Ya que en los amaneceres aparece en el cielo antes que Sirio del Can Mayor.

Cerca verás un par de estrellas de igual brillo, son Cástor y Pólux. Los gemelos de la constelación de Géminis. También se les denomina los Dioscuros, los “hijos de Dios”, del dios Zeus. Aunque en realidad uno era hijo de este, Pólux o Polideuco. Cástor era mortal e hijo de Tíndaro. Los romanos los asociaron a Rómulo y Remo fundadores de Roma. Los Mayas en su mito de la creación los representan como dos pecaríes copulando, mientras que las tradiciones fenicia y caldea los veían como dos cabritas más que seguían al pastor (Auriga). Los árabes los dibujaban con forma de pavos reales. Representan el Yin y Yang para los chinos.

Al norte de Orión encontrarás una estrella muy brillante, hace parte de una constelación con forma de pentágono, esa estrella es Capela, la cabrita, de la constelación del Auriga. Se le asocia a Amaltea, la cabra que amamantó a Zeus.

En la dirección contraria al cinturón de Orión se encuentra Tauro y su estrella Aldebarán “el seguidor”, una supergigante roja que representa el ojo del toro. Y sigue a un cúmulo de estrellas muy conocido, llamado las Pléyades. O las siete cabritas.

Para terminar nuestro viaje estelar está la estrella Canopus, “el timón”, al sur de Sirio. Pertenece a la constelación de Carina (la quilla). Se le conoce también como una estrella náutica, ya que su posición en el cielo fue muy importante para la navegación en los mares del sur. Aparece referenciada en las cartas náuticas chinas como Lao Jen, y es guía de la flota del tesoro en su travesía por Australia, la antártica y el sur de América. Es la segunda estrella más brillante del cielo.

ACTIVIDAD DE RECONOCIMIENTO

Imprime este mapa del cielo de diciembre y trata de identificar, en el cielo nocturno, las estrellas de las que hablamos anteriormente.

marco estelar copia