triangulo0

Iniciando la noche y mirando al noreste (nororiente) trate de identificar tres estrellas muy brillantes. Con estas construye un triángulo.

Esta no es un constelación, sino una figura triangular formada por las estrellas más brillantes pertenecientes a las constelaciones de La Lira (Vega), El Águila (Altair) y El Cisne (Deneb).

triangulo

Esta figura era utilizada antiguamente como guía, cuando los navegantes disponían solamente de las estrellas para guiarse en alta mar. Fundamental para localizar el norte cardinal.

Trazamos una línea imaginaria desde Altair hacia la base del triángulo (formada por la línea que une a Vega con Deneb), pasando por la estrella Delta Signi. Hasta llegar al horizonte como lo indica la figura. Tenemos así, el norte geográfico.

triangulo3

A este triángulo se le conoce en astronomía como el “triángulo de Verano”, por que es visible en el cielo en la época de verano del hemisferio norte. O también como “triángulo de invierno”, por que es visible en el cielo en la época de invierno en el hemisferio sur.

Algunos datos sobre las estrellas del triángulo:

VEGA  (a – Lira): Vega es una estrella azulada, con una luminosidad 58 veces mayor que la del Sol. El nombre de Vega viene del árabe y significa “águila que se precipita”. Vega se encuentra a 27 años luz de la tierra y fue la estrella polar alrededor del año 12000 a. C. y volverá a serlo alrededor del año 13727 d. C.

ALTAIR  (a – Aguila): La estrella más brillante del Aguila es Altair, palabra proveniente del árabe y significa “el águila volando”. Es una estrella próxima a nosotros ya que se encuentra a 16 años luz, con un diámetro 1.5 veces superior al del Sol y  9 veces mas luminosa. Altair posee una de las velocidades de rotación más altas que se conocen, su período de rotación es sólo de 6 horas 30 minutos.

DENEB  (a –  Cisne): Deneb del árabe “cola”, en este caso del cisne. Es una estrella doble, 54.400 veces más luminosa que el Sol y que dista 1425 años luz de la Tierra. Se trata de una supergigante cuyo diámetro es 60 veces mayor que el del Sol. Deneb fue una aceptable estrella polar “intermedia” (situada a 7° del polo norte celeste) hace 18.000 años, y volverá de nuevo a dicha posición alrededor del año 9800 d.C.