Los planetas cercanos al Sol (Mercurio y Venus) vistos desde la Tierra, son difíciles de observar por que el brillo de nuestra estrella opaca su propia luminosidad. Pero, cada cierto tiempo estos se "alejan" lo suficiente de este como para... Seguir leyendo →